el blog de GEYHACHE

Chamberí,  tras el incremento anual de casi un 9% de sus precios en residencial en los últimos cinco años, se ha convertido en el segundo distrito más caro de Madrid por metro cuadrado, por detrás del barrio de Salamanca. Así lo refleja el informe Corazones de Barrio enmarcado en la iniciativa Living Loving Madrid de CBRE. En esta competición Chamberí llegó a superar a Salamanca con un precio de 5.000 euros/m2 durante el tercer trimestre de 2020, aunque ahora ha cedido un poco.

Paloma Relinque, directora de la oficina de CBRE Madrid asegura que «Chamberí es el barrio más denso de la capital con 301 habitantes por hectárea, siendo 55 la media de Madrid. Sin duda, es un distrito eminentemente residencial que ha incrementado su precio por metro cuadrado debido sobre todo a la llegada de lujosas rehabilitaciones». Relinque añade que «en general los precios están aumentando hacia el sureste en barrios como Trafalgar y Almagro, aunque la Calle Jenner se erige como la más cara del distrito teniendo en cuenta el valor medio transaccionado en 2020 y Carranza, la que más ha aumentado su precio medio por m2 durante los últimos cinco años».

En referencia a los precios de alquiler, la zona de Chamberí ha registrado un incremento del 14% en los dos últimos años, con un descenso del 12% desde enero de 2019 a diciembre de 2020 impactado por la crisis sanitaria.

El estudio de CBRE destaca el alto promedio en el poder adquisitivo de sus vecinos. Su causa está relacionada directamente con que reúne a una población muy formada, ya que un 60% de los residentes tiene estudios superiores, frente al 37% del conjunto de la ciudad. Esto favorece también que en las nueva situación laboral que se perfila tras la pandemia, casi la mitad de la población del barrio (41%) tiene empleos que serían compatibles con el teletrabajo.

Alta concentración de oficinas y zona prime de la capital

Oficinas prime, implantación de coliving, auge en la restauración y retail y distribución logística de última milla están entre los atractivos que alberga el distrito y esto se traduce en un incremento en los precios de vivienda. En el mercado de oficinas, Chamberí incluye el Paseo de la Castellana, zona prime en este segmento en su tramo entre Plaza de Colón y Nuevos Ministerios.

Actualmente, existen 78 edificios de uso exclusivo de oficinas, concentrado principalmente en los barrios de Almagro, Ríos Rosas y Trafalgar, en a parte este del distrito. Además, cabe destacar tanto la ocupación de unos 80.000 m² del sector público con Nuevos Ministerios como el desarrollo de espacios flex con presencia de grandes operadores.

La directora de la oficina de CBRE Madrid explica que «la renovación del parque de oficinas en los últimos años ha conseguido una importante cuota de certificaciones de sostenibilidad, con 10 edificios que cuentan con la certificación LEED». Por otro lado, Chamberí también es la sede de Chamberí Valley, asociación que busca fomentar el tejido de start ups que se encuentran en el barrio, convirtiendo la zona en un hub de innovación y tecnología.

Dos colivings de referencia en el distrito

Otro de los segmentos que está encontrando hueco en la zona es el coliving. Así, en Chamberí ya existen dos colivings que suman, aproximadamente, 100 camas. Según Relinque, «este distrito se posiciona como una de las zonas que mayor interés despiertan en los operadores internacionales, lo que hace prever un boom de este tipo de activos».

Por otro lado, su cercanía a la ciudad universitaria hace que este distrito cuente con 13 residencias de estudiantes y colegios mayores que aglutinan más de 1.900 camas. Todas ellas se concentran en el barrio de Vallehermoso, al noroeste del distrito.

La restauración como identidad

Por su parte, el auge de la restauración en el distrito en los últimos años ha atraído el interés de restaurantes. De hecho, trece de sus restaurantes se encuentran incluidos en la guía Michelín, contando tres de ellos con la tan codiciada estrella: Santceloni, Coque y El invernadero.

Aun así, la crisis sanitaria ha supuesto la transformación de los espacios públicos, buscando reducir las actividades en el interior de los locales. Una de las transformaciones más visibles ha sido la ocupación del espacio de aparcamiento por terrazas destinadas a la restauración. «En la calle Ponzano, ya más del 30% de las plazas de aparcamiento han sido sustituidas por terrazas con la COVID-19, hasta un 70% entre Bretón de los Herreros y Ríos Rosas, lo que está provocando el conflicto entre vecinos y hosteleros», explica la directora de la oficina de CBRE Madrid. Un conflicto que deberá solucionarse una vez se vaya recuperando la normalidad.

Próximamente, los viandantes ganarán espacio, con la peatonalización de siete vías, entre ellas, Agustín de Betancourt, Andrés Mellado entre Alberto Aguilera y Cea Bermúdez y algunas zonas de las vías Blasco de Garay, Guzmán el Bueno o Fernando El Católico. Además, también aumentaran las zonas verdes, ya que Chamberí concentra la ratio de zonas verdes por habitante más bajo del municipio, siendo estas pequeñas y muy fragmentadas.

La última milla se asienta en el distrito

Debido al cambio de los hábitos del consumo precipitado por la pandemia, el e-commerce ha crecido exponencialmente y lo que antes era una tendencia ahora ya es un hecho. Según el estudio publicado por CBRE, en Chamberí se encuentran ubicadas varias empresas de paquetería dedicadas a la distribución logística de última milla, dando servicio tanto a la distribución de paquetes como al envío. Espaciosos locales bien comunicados en calles adyacentes y con vados o entradas de pequeños furgones son sus espacios preferentes. Y continúan buscando espacios.

Compartido con Aquimicasa

https://www.geyhache.com

Hacer un comentario

Su dirección de correo electrónico no sera publicada

Comparar propiedades

Comparar (0)