el blog de GEYHACHE

En una situación económica en la que parece que el precio del dinero continuará bajo aún durante un tiempo, los bancos continúan intentando pasar las hipotecas variables a hipotecas fijas para tener una cierta rentabilidad en su negocio tradicional. Parece el momento de disponer de una hipoteca a cuota fija para comprar la vivienda ¿o no?

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), a través de su revista bimestral Dinero y Derechos, publica un artículo en el que analiza las ventajas e inconvenientes de los tipos de interés de las hipotecas y plantea distintos escenarios para ayudar a los usuarios a decantarse por una u otra opción.

 El principal factor a tener en cuenta a la hora de elegir entre una hipoteca a tipo fijo o una variable es la previsión de evolución de los tipos de interés durante el plazo de vigencia del préstamo. El problema es que acertar en dicha previsión a un plazo tan largo no es tarea fácil. Por ello, la asociación ha calculado lo que se terminaría pagando con una hipoteca variable en cuatro escenarios distintos.

El consenso entre la mayoría de analistas es que los tipos de interés se mantendrán muy bajos durante bastante tiempo y, todo parece indicar que en los próximos años, el Banco Central Europeo va a mantener la misma política monetaria.

Esto implicaría que si tomamos como referencia, por ejemplo, un préstamo de 100.000 euros a 15 años, en un primer escenario, el más optimista (una subida de una décima cada dos años aprox.), se terminaría pagando por el préstamo unos 4.000 euros menos con un tipo variable que con un tipo fijo. En un segundo escenario, el más citado por los analistas (subida de una décima al año), el ahorro sería de unos 2.000 euros. En un tercer escenario, algo más pesimista que el anterior (dos décimas anuales), ambas opciones se igualarían y sólo en un cuarto escenario, el tipo fijo mejoraría al variable.

Este último escenario podría darse si la economía europea mejorara más de los previsto tras la pandemia, la inflación empezara a subir y el Banco Central Europeo decidiera retirar los estímulos monetarios, situación en la que los tipos de interés a corto plazo tenderían a subir y con ellos el euríbor y las hipotecas variables.

OCU advierte que los bancos llevan años incentivando la contratación de hipotecas a tipo fijo, porque ello les supone unos ingresos superiores, pero lo cierto es que, teniendo en cuenta las previsiones de tipos de interés que se manejan no es la opción más favorable. Se trata de una opción exclusivamente para aquellos que no quieran asumir la incertidumbre de posibles subidas y asuman ese coste extra por esa seguridad.

La asociación de consumidores recuerda que aquellos que hubieran contratado en 2016 una hipoteca de 100.000 euros a 15 años a tipo fijo, a día de hoy habrán pagado un sobrecoste de más de 4.000 euros respecto a la misma hipoteca a tipo variable. 

 Según el comparador de OCU, las entidades que ofrecen las mejores condiciones de hipotecas a tipo variable en la actualidad son Evo Banco y MyInvestor. Por otro lado, las mejores condiciones de hipotecas a tipo fijo las ofrecen Coinc y de nuevo MyInvestor. En este comparador se detallan las condiciones y requisitos de éstas y del resto de hipotecas del mercado.

Compartido con Aquimicasa

https://www.geyhache.com

Hacer un comentario

Su dirección de correo electrónico no sera publicada

Comparar propiedades

Comparar (0)