el blog de GEYHACHE

Hace unos meses nos movíamos en mínimos históricos y este mes de mayo despide al euríbor con su máximo en siete años. Y así parece que vamos a ir mes a mes hasta alcanzar un euríbor a fin de año entre el 1,1 y el 1.4. Y estas pequeñas cifran pueden significas que centenares de miles de familias tengan que pagar a fin de mes 50 euros más de media, que, en algunos casos pueden ser 100 y mejor no decimos lo que puede significar a fin de año.  Y si le sumamos el precio de los combustibles, la inflación, la electricidad, la alimentación…el consumo se va a resentir y mucho. ¿Recordáis cuando el verano del 2008 nos fuimos opulentos de vacaciones y volvimos pobres. Pues parece que este año el efecto se adelanta.

El panorama es preocupante, porque el euríbor, el principal indicador de las hipotecas a tipo variable en España, ha continuado su escalada imparable hasta situar la media de este mes en el 0,277%, su nivel más alto desde febrero de 2015. Y este diferencial, sumado al -0,487% de hace un año, va a significar un duro golpe a la economía de muchas familias  que podrían pagar hasta 100 euros más al mes.

Y siendo mala la subida, peor es aún que con la velocidad a la que desfila no tengamos ni idea de a donde puede ir a parar, con lo que la incertidumbre económica vuelve a ser la palabra de moda y las siete décimas de diferencias que ya ha subido desde hace un año, parece que va a ser sólo el principio. Alegría para los bancos y cierre de cinturón para los españoles, cuyos sueldo no van a poder tapar el agujero.

La situación ya venía de antes, con una inflación desbocada por el ahorro de la pandemia y las inyecciones de dinero del BCE, pero la guerra de Ucrania, con su crisis energética incluida, ha conseguido hacer saltar todas las previsiones con una inflación que este mes vuelve a subir y cuyo horizonte del 10% vuelve a estar al alcance.

Los cambios van a afectar a los ciudadanos que tengan ya hipoteca, sobre todo las de interés variable y a los que piensen en tenerla al comprar una vivienda. Los bancos ya están desincentivando las hipotecas a tipo fijo y vuelven a poner la variable en sus escaparates.La situación va a terminar de ponerse fea cuando De Guindos anuncie este próximo mes de julio que los tipos de interés subirán medio punto, y esta situación es cada día más probable. Y esto llevará a que el euríbor a fin de año supere ampliamente el 1%. ¿Hasta dónde? Todavía hay demasiadas variantes para poder asegurarlo, pero la situación no se ve bonita. Y por eso todos lo que tenían intención de comprar vivienda estén ahora con las prisas, para que los bancos no les suban aún más las condiciones del tipo fijo que es la opción elegida por más del 70% de los hipotecados. Y es que todavía hay hipotecas fijas por debajo del 2%…¿hasta cuando?En todo caso  la situación va a tener consecuencias en el mercado inmobiliario en el que los números ya no salen tan redondos, ni a los que van a por la vivienda ni a los inversores que van a tener que subir el precio del alquiler. Tal vez haya que empezar a barajar la hipoteca mixta.

Compartido con Aquimicasa

https://www.geyhache.com

Hacer un comentario

Comparar propiedades

Comparar (0)